lunes, 12 de septiembre de 2011

Hoy arrancó la Caravana de la Paz del Zócalo de la Cd de México.



Justicia para nuestras hijas

Centro de Derechos Humanos de las Mujeres



12 de septiembre de 2011
Chihuahua, México

Comunicado de prensa
·         Hoy arrancó la Caravana de la Paz del Zócalo de la Cd de México.
·         Del 9 al 19 de septiembre estará en Chilpancingo y Acapulco en Guerrero; Huajuapan de León, Juchitán, Ixtepec de Oaxaca; Ciudad Hidalgo, Tecun Uman, Guatemala; Tapachula, San Cristóbal, Tonalá, Ocosingo y Palenque en Chiapas; Villahermosa en Tabasco; Coatzacoalcos, Xalapa en Veracruz; la ciudad de Puebla y el Distrito Federal.
·         Habrá una comisión en Acteal.
·         De la Cd. de Chihuahua participan: Lourdes Portillo y María del Rosario Cano madres de víctimas de desaparición forzada de la organización Justicia para nuestras hijas y Gabino Gómez Escárcega del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres y El Barzón.

Manifiesto de la caravana por la Paz
Consideramos que no puede haber paz si no hay justicia, si no hay verdad.
Hemos caminado de Cuernavaca, Morelos, a la Ciudad de México; hemos recorrido gran parte del norte del país concentrados en llegar a Ciudad Juárez, Chihuahua. Hemos visto, sentido y vivido el dolor de nuestro país en esta emergencia nacional
Hemos recorrido por los laberintos y los rincones institucionales del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo exigiendo paz, verdad y justicia para las víctimas de esta guerra; hemos llevado a cabo la Caminata Pasos por la Paz en la Ciudad de México, en contra de la Ley de Seguridad Nacional; hemos trabajado en las mesas de diálogo con diversas autoridades, no sólo mostrando y acercándoles el dolor que existe afuera de sus edificios, ése que al que ellos no se acercan, sino también colocando propuestas y principios necesarios para un enfoque distinto sobre la seguridad; hemos trabajado y acompañado casos y celebramos la aparición de dos personas que buscábamos y se han llevado a cabo arrestos de responsables de crímenes.
Hemos asistido a procesos de atención a víctimas en Monterrey, Nuevo León y en Saltillo, Coahuila, donde ciudadanos y ciudadanas se movilizan y defienden sus derechos exigiendo justicia por sus muertos y desaparecidos. Hemos visto las afectaciones y procesos de organización de algunos pueblos como Cherán, Michoacán y Wirikuta o cómo en Guadalajara surgió la Caravana por la Paz y el Agua y la Caravana Paso a Paso por la Paz, en defensa de los migrantes.
Hemos visto la conformación de Comité de Jóvenes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Hemos recibido acciones y noticias del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Sin duda todo esto ha permitido otros muchos encuentros en la diversidad de nuestro país, para hablar de la paz entre Iglesias, empresarios, academias, artistas, estudiantes y quién sabe cuántos más.
Hemos visto emanar la solidaridad internacional en la Red Global por la Paz que se manifiesta en Holanda, Francia, España, Japón, Corea, Argentina, Inglaterra, Alemania, Estados Unidos, y que nos hace llegar grullas y tulipanes por la paz.
Con ello, hemos colocado y trabajado por poner en el centro de la emergencia nacional a las víctimas de la guerra.
Ahora, la tarea esta en recorrer el sur, porque el país no sólo debe mirarse de abajo para arriba, sino de sur a norte para poder hablarnos de las diversas violencias; no sólo las del crimen organizado, sino también la ejercida por el propio Estado. No sólo del dolor actual, sino de aquel que no ha sido resarcido por años y que ahora resulta más lacerado por el olvido y la impotencia. Así en el recorrido al sur, vamos a hablar de los distintos dolores que tenemos en el corazón en este país.
La tarea en el Sur, ahora vamos a la Caravana de la Paz que también estará centrada en el diálogo y en las víctimas entre migrantes, pueblos indígenas, y que desde hace años hacen necesaria la paz; en diversas reuniones con los estados que visitaremos en donde se han establecido distintos contactos tanto con la ciudadanía como con organizaciones sociales y civiles de las entidades a quienes agradecemos todo el trabajo desarrollado para encontrarnos. En todos estos puntos, el debate estará guiado, bajo el enfoque de cómo paramos las guerras y las violencias, por las siguientes interrogantes: ¿Cómo nos está afectando la Guerra contra el Narcotráfico? ¿Cómo estamos enfrentando la Guerra? ¿Cómo nos estamos organizando para detener la Guerra? ¿En que coincidimos y en que no coincidimos en nuestras estrategias para detener la Guerra? ¿Qué acciones de resistencia podemos hacer juntos para detener la Guerra y construir la Paz?.
Encontramos obstáculos y desánimos, voluntades en contra y voces que claman lo inútil de nuestros afanes. Y volvemos a decir: no nos detendremos y no daremos un paso atrás; no importa ni el tiempo, ni las barreras que aparezcan en esta larga marcha por la paz; seguimos y seguiremos hasta que se detenga esta guerra absurda e injusta, hasta que haya una paz con justicia y dignidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada