jueves, 1 de octubre de 2015

MIENTE DIPUTADO RODRIGO DE LA ROSA




Chihuahua, Chih., 1º de octubre de 2015.- El Instituto Chihuahuense de la Mujer (ICHMUJER) y el Movimiento de Mujeres de Chihuahua desmienten al Diputado Rodrigo de la Rosa, líder de la bancada priista del Congreso del Estado, en afirmaciones realizadas a diversos medios de comunicación, en los que descalifica a las organizaciones y hace manifestaciones que no se apegan a la verdad.

Por tratarse de declaraciones calumniosas y ofensivas,  las activistas recordamos los antecedentes que obligaron al Congreso a reformar los códigos de procedimientos en materia familiar y civil:  

        A finales de 2013 y el 6 marzo de 2014, el Congreso abrió foros de consulta ciudadana en el Estado, que resultaron un acto de simulación absoluta. Las organizaciones defensoras de derechos de las mujeres participamos activamente, presentando diversas propuestas que no fueron tomadas en cuenta. Los códigos fueron aprobados el 26 de junio de 2014.
        Ante la imposibilidad de ser escuchadas, integrantes del Movimiento de Mujeres acudimos a Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Presidente del Sistema Nacional para Atender, Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) a denunciar la promulgación de los códigos que violentan los derechos humanos de diversos grupos, en especial de mujeres y niñas.
        El 20 de enero del año en curso, integrantes del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) acudieron en representación del SNPASEVM, informaron del pronunciamiento e instaron a una reforma legislativa.
        La denuncia del Movimiento de Mujeres fue justa y sustentada: el 15 de junio del presente año, fue notificado el Gobernador César Horacio Duarte Jáquez, del primer pronunciamiento emitido en la historia del SNPASEVM respecto de leyes violatorias de derechos humanos. El oficio CNPEVM/622/2015 retomó “las principales preocupaciones del Sistema Nacional en relación con las reformas realizadas a los Códigos de Procedimientos Civiles y Familiares del Estado de Chihuahua, e insta[ba] a los Poderes Ejecutivo y Legislativo del Estado a revisarlas y a adoptar una perspectiva de género adecuada y sean compatibles con los derechos humanos de las mujeres y los estándares internacionales en la materia.” De ese pronunciamiento se marcó copia, entre otros, al Presidente del Tribunal Superior de Justicia y al Presidente del Congreso del Estado.
        En julio de este año, el Secretario General de Gobierno compartió con el Movimiento de Mujeres una propuesta de reforma de los códigos de procedimientos trabajada desde el Ejecutivo, más nunca desde el Congreso, con quienes aún tenían que coordinarse.
        El retraso en la construcción de la ciudad judicial y la necesidad de cambiar los códigos obligó al Congreso el 13 de julio a cambiar la fecha de vigencia de los códigos. El 21 de julio del presente año, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia convocó al Movimiento de Mujeres de Chihuahua a un desayuno en el cual hizo entrega del proyecto de Código Civil para la revisión de las organizaciones. Entre otras cuestiones, las organizaciones insistimos en la necesidad de la presencia del Congreso y urgimos a que existiera coordinación entre los tres Poderes del Estado.
        El 6 de agosto que se instalaron las mesas para discutir los proyectos de códigos sustantivos. El Poder Judicial nos remitió una propuesta de reforma de códigos de procedimientos trabajada desde ese Poder y no desde el Congreso. Acudieron representantes del ICHMUJER, magistrados y abogados de la Consejería Jurídica y del Movimiento de Mujeres. No participó ningún diputado o diputada.
        Organizaciones tuvieron una reunión con integrantes de los 3 poderes y se comprometieron a convocar a una reunión con los líderes de las bancadas parlamentarias. Hasta ese momento, el Congreso no había entregado documento alguno.
        Fue hasta el pasado 23 de septiembre que, a través del ICHMUJER el Congreso envió una versión de reforma de los códigos de procedimientos, con la consigna de que en menos de ocho días deberíamos entregar todas las observaciones de dicho documento.

Ante todo ello, ¿Quién miente, Señor Diputado? Las anteriores afirmaciones se encuentran totalmente documentadas por diversas minutas, que se encuentran a disponibilidad de los medios de comunicación y de la sociedad en general. Por ello, emplazamos al diputado De la Rosa a que presente pruebas fehacientes que corroboren sus manifestaciones las cuales faltan a la verdad, tergiversan la realidad, buscan evadir la responsabilidad que el Congreso del Estado ha tenido en este tema y pretenden responsabilizarnos del trabajo que no han hecho.

Desde que inició este tortuoso proceso, el Movimiento de Mujeres ha insistido en la necesidad de que exista tiempo suficiente para revisar los más de 1,500 artículos que comprenden los códigos. No obstante, este ejercicio ciudadano serio, responsable, profesional y gratuito no puede hacerse en el tiempo que prevén los y las diputadas. El Movimiento de Mujeres tiene derecho a participar en estos procesos pero la obligación primordial es del Congreso del Estado, a quienes mensualmente les pagamos con nuestros impuestos $72,545 y el diputado de la Rosa recibe $132,242 al mes. Ello, sin incluir las gratificaciones anuales y prima vacacional. En total, el Congreso del Estado tiene un presupuesto anual de $325´000,000.

También denunciamos que esta Legislatura, como nunca antes en la historia del Congreso, ha legislado desde un escritorio, alejada de la realidad social y de los dramas de las personas a quienes supuestamente representan. Se ha caracterizado por el sometimiento al Ejecutivo del Estado en el nombramiento de órganos autónomos, en no aprobar leyes trascendentales como la ley de participación ciudadana, en aprobar una reforma electoral para obstaculizar las candidaturas ciudadanas y en favorecer el 2% para partidos políticos en contra de sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Y mientras el Congreso despilfarra millones de pesos, se le quita presupuesto a instituciones que trabajan para las niñas y mujeres en situación de violencia, como son el ICHMUJER y los Centro de Justicia para las Mujeres. En definitiva, la opacidad de los y las representantes populares será la más gris de la historia contemporánea de nuestro estado.


Abogadas Demócratas
Centro de Atención a la Mujer Trabajadora, A.C. (CAMT)
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, A.C. (CEDEHM)
Círculo de Estudios de Género
Ecos de Mirabal
Justicia para Nuestras Hijas
Fatima, I.B.P.
Grupo Feminista 8 de Marzo
Grupo Promotor de los Derechos Políticos de las Ciudadanas
Kakúm Colectiva
Instituto Chihuahuense de la Mujer (ICHMUJER)
Mujeres Barzonistas
Mujeres por México en Chihuahua, A.C.
Red por la Participación Ciudadana
Observa Ciudadan@
Organización para la Defensa del Patrimonio Familiar y los Derechos Humanos, A. C. (UCD Chihuahua)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada