martes, 7 de marzo de 2017

En la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres

  • Es urgente combatir las violencias machistas y la prevención de feminicidio


En 1910, Clara Zetkin en la Conferencia Internacional de la Mujer Trabajadora, realizada en Copenhague, declaró el 8 de marzo “Día de la Mujer Trabajadora”, en memoria de más de cien mujeres que durante la demanda de derechos laborales, morían tras un incendio en fábrica de Nueva York en 1857. Años más tarde, la Organización de las Naciones Unidas, proclamarón el 8 de marzo como el  “Día Internacional de la Mujer”. 

A lo largo de la historia los derechos de las mujeres han estado cuestionados y negados, sin embargo a pesar de las circunstancias adversas algunas mujeres sobresalen, en la literatura, Sor Juana Inés de la Cruz, en la ciencia Marie Curie, en la docencia Gabriela Mistral, en el movimiento de Independencia Josefa Ortiz de Domínguez y las Adelitas en la Revolución Mexicana.  Las mujeres siempre hemos estado presentes en la lucha por sus derechos, sin ser reconocidas y  pagando costos muy altos, ya sea por la triple o doble jornada con todo lo que implica para la condición vital de las mujeres, hasta el reclamo constante de que al dejar su espacio tradicional, la familia se ve desintegrada y con ello en graves consecuencias y riesgos para la sociedad.

Las organizaciones que trabajamos con el objetivo de construir un mundo donde las mujeres dejen atrás la inequidad y la injusticia y accedan plenamente a sus derechos, hacemos un llamado a todas y todos para combatir la cultura machista que produce violencia; al Estado en sus diferentes niveles llamamos al acatamiento de los ordenamientos garantistas nacionales e internacionales a favor de los derechos de las mujeres para el acceso a una vida libre de violencias.

Existe una gran preocupación  porque continúan produciéndose desapariciones de mujeres y cometiéndose delitos contra ellas, y porque las medidas adoptadas son insuficientes para concluir con éxito las investigaciones de los casos y enjuiciar y castigar a los culpables, así como para brindar a las víctimas y sus familias acceso a la justicia, protección e indemnizaciones. Preocupa especialmente   que, hasta la fecha, las medidas adoptadas no han logrado evitar la comisión de nuevos delitos.

Solicitamos de manera urgente que el Gobierno del Estado garantice que la Fiscalía Especial para la atención de delitos relacionados con actos de violencia contra las mujeres cuente con la autoridad necesaria, así como con recursos humanos y financieros suficientes, para permitirle cumplir su mandato.

Asimimo, que se garanticen las medidas necesarias para prevenir, castigar y eliminar todas las formas de violencia contra mujeres y niñas en las instituciones educativas públicas, con el objetivo de erradicar los feminicidios en la entidad; además, que se investiguen diligentemente los homicidios de las mujeres defensoras de derechos humanos.

Es de alta prioridad que el Estado genere y articule políticas públicas adecuadas e integrales para el cuidado de las niñas y niños de todas las edades y así garantizar la posibilidad del goce de los derechos laborales y educativos de las mujeres trabajadoras y estudiantes.

Que la Secretaria del Trabajo y Previsión Social realice la adecuada vigilancia e inspección en los diferente lugares de trabajo, sobre todo en aquellos donde las mujeres cuentan con salarios de hambre, exceso de horas laborales y ausencia de prestaciones sociales.

Conmemorar un 8 de marzo es verdaderamente un motivo de júbilo y reflexión, por un lado vemos al 50% de mujeres en las Secretarias de Estado como funcionarias de primer nivel, 17 mujeres de 33 curules en el Congreso local; rebasamos la paridad y estamos representadas con más del 50%, 10 regidoras en el municipio de Chihuahua, vemos a cada vez más mujeres como magistradas y juezas; así como una importante cantidad de consejeras electorales; hemos constatado avances considerables en las implementación de políticas públicas con perspectiva de género, vemos a muchas de mujeres ejerciendo su derecho a decidir; ante estos logros tenemos la esperanza y de que con el concurso de muchísimas más mujeres dando la batalla por la conquista de los derechos que nos han  sido negados estaremos en condiciones de construir ese mundo de iguales con el que hemos soñado.

En la actitud crítica no queda más que entrar en la reflexión obligada y necesaria del actuar de las mujeres en el ejercicio público y surgen dudas y preguntas del cómo impacta en el quehacer social  el arribo de otras mujeres en la escena política nos referimos en concreto a aquellas que no tienen conciencia de género y que son meramente una representación simbólica y que su actuación en la escena política es para obedecer y seguir perpetuando al sistema patriarcal.

Esta fecha es para reflexionar y seguir avanzando en la conquista de todos los derechos para todas y todos. 

Finalmente, en este importante día queremos reconocer el trabajo de millones de mujeres que han hecho de este país un lugar mejor, lleno de sueños, alegrías, amor y reivindicaciones de igualdad y derechos.


Movimiento de Mujeres en Chihuahua



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada