miércoles, 11 de mayo de 2011

Iniciará el cedehm protesta frente al Palacio de Gobierno, por el caso de una niña migrante que fue violada al intentar cruzar a USA.

11 de mayo de 2011
Chihuahua, Chih. México
Iniciará la Sra. Ana Girón, acompañada por el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) una protesta frente al Palacio de Gobierno del Estado, por el caso de una niña migrante de 8 años que fue violada al intentar la reunificación con su madre en Estados Unidos.
Lucha Castro del CEDEHM, representará la legalmente a la niña y junto con la Sra. Ana Girón, abuela de Víctima, intentarán buscar la visa humanitaria para la menor y suspender su deportación.
La madre de V. huyó de la violencia y de la pobreza de su país, dejó a su menor hija al cuidado de sus abuelos maternos, una pandilla de maras se enteró que la madre de V estaba en Estados Unidos y empezó a solicitarles “cuotas” a los abuelos para no dañar a la menor, la madre temiendo algún secuestro de su niña, contactó a una persona del pueblo, pidió un préstamo para pagar 7 mil dólares como pago inicial que pagó al pollero para trasladar a su hija hasta los Ángeles.

Al igual que miles de niñas y niños, V. de tan sólo 8 años, inició un largo trayecto desde Centroamérica para reencontrarse con su familia. desde que su madre se fue, V. se quedó bajo el cuidado de su abuela quien la preparó psicológicamente para ser fuerte y poder recorrer miles de kilómetros para llegar con su madre. “Tienes que aguantar”, le decía, pero nunca imaginó por lo que su nieta pasaría.

En el camino, cuando estaba a sólo 300 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, V. pidió ayuda a una mujer y le contó los que los hombres con los que viajaba la habían obligado a hacer. La mujer llamó la policía y lograron rescatar a V. quien se encuentra actualmente en la Ciudad de Chihuahua, en el DIF estatal.

Las autoridades mexicanas abrieron una averiguación parcial sobre el caso, deteniendo solo a una persona, por el delito de violación que la niña denunció a pesar de que relató que todos la abusaban, incluso “le picaban con una aguja para que abriera las piernas”. En cambio, inexplicablemente decidieron liberar y repatriar a algunos de los responsables.
La fiscalía de Chihuahua declinó la investigación con el argumento de que no estaba probado que el delito “se hubiera realizado en Chihuahua”
Al enterarse de la detención de la menor y su envío al DIF, la Sra. Ana Girón, abuela de V. que vive en Estados Unidos, llegó a Chihuahua con la custodia legal de su nieta, pero las autoridades sólo dejaron que hablara con ella durante 15 minutos; comenzaron a cuestionar sobre el numero de “maridos que ella tenía” señalando que ante la irresponsabilidad de los abuelos, procederían a tramitar la ciudadanía mexicana para la menor.
Las autoridades Salvadoreñas, también han mostrado indolencia en este caso.
Hasta el día de hoy, el Estado Mexicano por medio de las autoridades migratorias, la PGR y la fiscalía del Estado, se han negado a permitir la reunificación familiar entre la niña y la abuela. Al CEDEHM le preocupa que las autoridades Federales y Estatales que tienen la responsabilidad de la menor, de Chihuahua continúen discriminando, criminalizando a las víctimas y prejuzgando a las madres con base en estereotipos de género. Evidencian además un desconocimiento sobre la feminización migratoria y sobre los procesos migratorios que son escalonados.

 Las familias confían en que cuando el padre o la madre como jefa de familia se va a Estados Unidos, tomará un periodo corto de tiempo, para que los hijos/as se puedan reunir nuevamente con ellos o con ella. Sin embargo, la reunificación lleva generalmente muchos años por dificultades económicas, de estatus legal y otros problemas que no imaginaban.
Según un estudio realizado por académicas/os de la Universidad de Harvard , la separación entre las madres mexicanas que emigran a Estados Unidos, y sus hijos e hijas dura en promedio 2 años, mientras
que la separación de las madres migrantes de Centroamericana y sus hijos e hijas dura, en 49% de los casos, 5 años.

 El CEDEHM lamenta que en lugar de investigar y sancionar al pollero ya los hombres que violaron tumultuariamente a la niña, las autoridades criminalicen a la propia niña y a su abuela.
Lucha Castro explicó: “Iniciamos esta protesta para exigir a las autoridades que respeten el derecho de la niña para reunirse con su abuela y para solicitar que no deporten en este momento a la niña porque sabemos que corre un grave peligro si regresa a su pueblo en el Salvador, ya que el pollero está libre, tiene redes criminales y podría tomar represalias cuando ella regrese. Después de los horrores que vivió a sus 8 años, el Gobierno Mexicano no la debería de poner en riesgo mandándola, nada más, así de regreso después de haber liberado a los agresores”.

La niña tiene derecho a estar con su mamá.

Concluyó: “En algún momento las leyes deberán reconocer que la separación forzada de niñas y niños de sus madres –bajo el pretexto de la seguridad fronteriza o de la política migratoria - es simplemente
un acto cruel, inhumano, injustificable e injusto. Mientras eso sucede, es nuestro deber actuar desde ahora, de conformidad con lo que es correcto y con los principios éticos y de justicia; y lo correcto,
lo ético y lo justo es poner a la niña a salvo y que pueda ver y estar con su madre y con su abuela”.

• Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA) y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres han unido fuerzas para denunciar nacional e internacionalmente el caso.


Consejo Directivo del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres

MRH Luz Esthela Castro Rodríguez

LEP. Alma Gómez Caballero


Ing. Gabino Gómez Escárcega
Psicóloga Rossina Uranga Barri


Lic Irma Villanueva Nájera

El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres es una asociación civil con sede en Chihuahua que promueve y defiende los derechos de las mujeres. Para mayor información: comunicacion@cedehm.org.mx (614) 415-66 74.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada