martes, 7 de febrero de 2012

PASTOR VIOLADOR



El Centro de Derechos humanos  de las Mujeres. AC recibió a mediados del año 2011  a las victimas de violación, amenazas, pornografía y otros delitos que cometió el pastor José Manuel Herrera Lerma, de la iglesia Sendero de Luz, que pertenece a la Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, en Delicias.
Inicialmente, el Centro les brindó contención psicológica e información legal y a partir de este apoyo las víctimas y sus mamás decidieron denunciar los hechos, el 16 de enero del 2012 se hizo la denuncia de manera formal.

Por tratarse de un caso delicado, las abogadas del Centro acudieron personalmente con el Fiscal General Manuel Salas y se tomaron diversos acuerdos, entre ellos el nombramiento de dos fiscales especiales,  Lic. Marcela Torres Knigth  y Lic. Corina Heredia, quienes estuvieron a cargo de integrar la carpeta de investigación. Ellas tomaron testimoniales, peritajes psicológicos y médicos.

Inexplicablemente, la Lic.  Nava, coordinadora de Delitos Sexuales y contra la Familia en Delicias, ajena a la estrategia legal que construyeron las coadyuvantes con las fiscales especiales, decidió solicitar la orden de aprehensión y la audiencia de control de detención, sin notificar a las acusadoras coadyuvantes del Centro, representantes legales de las víctimas.

A las víctimas les notificaron media hora antes de que se llevara a cabo la audiencia. Las mismas fiscales especiales Torres Knigth y Heredia ignoraban el proceso que se llevó a cabo en Delicias.
José Manuel Herrera Lerma fue detenido el domingo 5 de febrero. Ayer lunes se llevó a cabo la audiencia de control de detención.

Las coadyuvantes del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres denuncian el incumplimiento de los acuerdos que tomaron con la Fiscalía:
1.-No fuimos notificadas  de la audiencia de control de detención, violentando los derechos de las víctimas a tener una representación legal, de calidad.
2.- El Ministerio Público omitió realizar diligencias fundamentales para una adecuada investigación tendiente a acreditar los ilícitos denunciados.
3.-No  se brindaron órdenes de protección a  las víctimas y sus familias, por lo que ahora están en mayor vulnerabilidad y deben permanecer ocultas.
4- No se giró oficio a la Secretaría General de Gobierno para que investigue a la iglesia Sendero de Luz en Delicias y proceda a la clausura.
5.-Contrario totalmente a los derechos fundamentales de las víctimas reconocidos en nuestra legislación interna e internacional se hizo, indebidamente, pública información que única y exclusivamente tenía en su poder la Fiscalía y a la cual le habíamos solicitado total secrecía.

De acuerdo a los antecedentes que obran en la carpeta de investigación, se advierte la existencia de otras víctimas.
La participación  activa de las madres, dentro de la investigación hacen visible la inexactitud al ser señaladas como cómplices.

Por todo lo anterior, el CEDEHM urge a la Fiscalía y al Poder Judicial:
1.- En cumplimiento de las modificaciones del 2011 a la Constitución Federal relativa a los derechos humanos, se preserven los derechos de las víctimas, tomando como base los lineamientos de la Cedaw, Belem Do Pará y las Reglas de Brasilia para la administración y procuración de justicia de este caso.
2.- Que la audiencia de vinculación a proceso se realice en privado y se garantice la participación activa de las acusadoras coadyuvantes.
3.- Se brinden las medidas de protección a las víctimas y sus familias.
4.- Que la Fiscalía General del Estado cumpla con los acuerdos que tomó con las abogadas coadyuvantes del CEDEHM para preservar la integridad de las víctimas y su acceso a la justicia.

Para mayor información:
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres. 415-41-52. www.cedehm.org.mx,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada