jueves, 9 de febrero de 2017

Se reúne el Embajador de Derechos Humanos del Reino de los Países Bajos con organizaciones de la sociedad civil para conocer la situación de las personas defensoras de derechos humanos en Chihuahua

  • ·         Chihuahua es el estado con mayor riesgo en la defensa de los derechos humanos, en especial las y los defensores indígenas que durante el último mes ha tenido dos asesinatos



Chihuahua, Chih., a 9 de febrero de 2017.- En el marco de la visita a México del Embajador de los Derechos Humanos de los países Bajos, Kees van Baar, sostuvo el día de ayer una reunión en las instalaciones del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres en la ciudad de Chihuahua con defensoras y defensores de derechos humanos, con el objetivo de conocer de primera mano la situación de los derechos humanos en el estado.

Durante la reunión se informó al Embajador sobre la situación de riesgo en la labor en defensa de los derechos humanos, que va desde campañas de desprestigio, hostigamiento, amenazas hasta el asesinato de al menos 20 defensores y defensoras en el estado.

Asimismo, se habló sobre otros temas de preocupación en materia de derechos humanos y que tienen un impacto en la defensa de los mismos: la persistencia de las violencias de género contra las mujeres, la impunidad, corrupción y la colusión entre autoridades y el crimen organizado, lo cual rebasa las buenas intenciones del gobierno actual. Según datos e información recopilada por las organizaciones, Chihuahua ocupa el segundo lugar en violencia sexual; tan solo Ciudad Juárez inicia el año con 6 feminicidios durante enero; los Centros de Justicia para las Mujeres reciben más de 3,000 solicitudes de servicio sobre todo en el ámbito familiar y no tienen abasto para atenderlas de manera adecuada; más del 90% de los delitos por razones de género se encuentran en la impunidad, los agentes del Ministerios Público tienen una sobrecarga de 1,400 carpetas de investigación, lo que dificulta el acceso efectivo a la justicia para las mujeres.

Adicionalmente, el despojo de los territorios indígenas y de sus bienes naturales, la deficiente regulación para empresas extranjeras y transnacionales y la omisión de consulta previa, ponen en riesgo tanto a las comunidades indígenas como a defensores y defensoras de derechos humanos, apuntaron integrantes de organizaciones.

Al respecto, las medidas de protección del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras y Periodistas han resultado ineficaces para abordar integral y adecuadamente el riesgo diferenciado al que se enfrentan las personas defensoras de derechos humanos y ha prevalecido la impunidad absoluta en las agresiones y asesinatos de personas defensoras, comentaron las y los asistentes al Embajador, solicitando su intervención para que se adopten de prevención y protección en el desempeño de la labor en defensa de los derechos humanos.

Para finalizar la reunión, las personas defensoras le reiteraron que el apoyo de la comunidad internacional y diplomática para visibilizar los problemas locales ha sido y es fundamental, por lo  que solicitaron la intervención del Embajador Kees van Baar con las autoridades estatales y federales para que se atiendan las causas estructurales que están generando el creciente número de ataques y asesinatos de defensores y defensoras, razón por la cual se generó la adopción de la primera alerta temprana a nivel nacional para personas defensoras de derechos humanos y periodistas en México.

El embajador se comprometió a estimular y promover el diálogo con las autoridades y agradeció a las organizaciones que han apoyado el caso de la joven Hester van Nierop, ciudadana holandesa víctima de feminicidio en ciudad Juárez en 1998 y cuyo caso se encuentra pendiente de contar con sentencias condenatorias; caso que no solo ha sensibilizado a la población de Holanda, sino que ha visibilizado internacionalmente la situación de las mujeres en el estado de Chihuahua.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada